River Plate podría enfrentarse hasta cuatro veces con Boca esta temporada

Al final de la anterior Copa Libertadores de América, la eterna rivalidad entre River Plate y Boca Juniors subió a su máximo nivel durante la disputa en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid, en un encuentro que acabó con una victoria a favor del Más Grande. Sin embargo, parece que este año podrían presentarse más ocasiones similares, y es que según cómo se muevan los resultados, en los próximos 53 días ambos equipos podrían dar lugar hasta a cuatro Superclásicos más.

Leé también: Paulo Díaz: “Es un lindo desafío llegar al campeón de América”

Esta situación viene a generarse en un momento en el cual se prevía que nada podría volver a alanzar los niveles de emoción que despertó la final de la Copa Libertadores 2018. La posibilidad que se está especulando de que Boca Juniors y River Plate vivan intensos meses de encuentros bajo la expectativa que sólo el Súperclasico puede generar. Aunque claro, el único Superclásico que puede decirse que ya está completamente asegurado será el de la fecha 5 de la Superliga, mientras que los otros tres partidos oficiales aún se mantienen como meras posibilidades.

En primer lugar hay que mencionar que para que se dé uno de los Superclásicos ambos equipos tienen que vencer a sus rivales en los cuartos de final de la Copa Libertadores de forma segura. No resultaría demasiado extraño que se dé este escenario, puesto que los rivales de ambos clubes, Cerro Porteño y Liga de Quito, cuentan con menor peso a nivel histórico y jerarquía que los equipos argentinos.

En cuanto a la otra posibilidad, se baraja que tal vez podría darse en los cuartos de final de la Copa Argentina. Para que esto suceda Boca tendría que derrotar a Almagro en la segunda categoría y posteriormente al equipo que resulte ganador en el encuentro entre Talleres y Banfield. Por su parte, el Millonario debería de vencer a Godoy Cruz, asegurando otro Superclásico.

Leé también: Libertadores 2019: Último ensayo antes de ir al Mineirao

Hay que tomar en cuenta que para el club azul y oro la Copa Argentina ha estado recientemente algo esquiva. Sin embargo, está más que claro que de tener que enfrentarse con La Banda el equipo de Alfaro tendría que poner la prioridad al máximo sobre el campo, sobre todo si se toma en cuenta que estaría en juego uno de los dos caminos que está manejando River para asegurar su cupo en la Copa Libertadores 2020.

Lo que se puede tener completamente claro de moent es que habrá que esperar hasta el 1 de septiembre para ver el primer Superclásico desde la final en Madrid. Para ese momento ambos equipos tendrá claro si han logrado clasificar para semifinales, volviendo a dejar las expectativas por las nubes, con el choque más impactante en lo que se refiere al fútbol argentino.